¿Qué es el insomnio?

 

 

El insomnio es un tipo de trastorno del sueño. Con este nombre identificamos las afecciones que provocan cambios en la forma de dormir y que pueden llegar a afectar la salud, la calidad de vida y hasta la seguridad e integridad de las personas que las padecen. Pero, ¿qué provoca estos trastornos del sueño y qué clases existen?

Existen más de cien tipos de trastornos que impiden dormir bien, pero algunos de los más frecuentes y conocidos1 son:

imagen de test
  • Insomnio: se caracteriza por causar dificultades para conciliar el sueño o mantenerse dormido/a durante toda la noche sin complicaciones. A continuación, ahondaremos en este habitual trastorno del sueño.
  • Sonambulismo: provoca comportamientos no habituales o “normales” cuando se está durmiendo, como caminar, hablar e intentar salir a la calle. Normalmente es inofensivo, pero es importante estar pendiente para evitar comportamientos que pongan en peligro a quien lo padece.
  • Apnea del sueño: provoca pausas en la respiración mientras se está durmiendo, lo cual interrumpe el sueño. Está muy relacionada con los ronquidos fuertes, aunque no todas las personas que roncan la padecen. Asimismo, se vincula con la obesidad o los cambios físicos del cuerpo derivados del envejecimiento.
  • Narcolepsia: se caracteriza por causar una somnolencia excesiva durante el día, incluso aunque se haya dormido lo suficiente la noche anterior. Esto causa que quienes la sufren no puedan evitar dormirse e interrumpan sus actividades cotidianas.
  • Síndrome de las piernas inquietas: este trastorno del sueño impide el descanso de las personas que lo padecen, ya que provoca sensaciones desagradables de picor u hormigueo en las piernas, generando la necesidad de moverlas para su alivio.
  • Terrores nocturnos: son episodios de terror con gritos y agitación que suceden al dormir y que interrumpen el descanso y, por ende, afectan la calidad del sueño. En algunos casos pueden estar acompañados de sonambulismo.

Causas del insomnio

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes: una gran mayoría de las personas en el mundo ya lo han sufrido o lo sufrirán por lo menos una vez en su vida a corto plazo2. Lo que sucede es que esta afección se encuentra relacionada con situaciones de la vida cotidiana a los que todos estamos expuestos y podemos llegar a vivir. Antes de preguntarnos cómo combatir el insomnio, veamos algunas de las causas del insomnio más comunes3:

imagen de test
  • Nervios: es uno de los motivos por los que el insomnio es tan frecuente. Se debe a que el nerviosismo puede presentarse en situaciones de la vida a las que todas las personas estamos expuestas, tales como los problemas financieros, el estudio, el trabajo excesivo o la muerte de algún familiar.
  • Malos hábitos de sueño: son aquellas actividades que, en lugar de prepararnos para ir a dormir en el momento adecuado, nos estimulan y complican conciliar el sueño rápida o profundamente. Antes de dormir intenta no ver la televisión, utilizar el móvil u ordenador, comer en exceso o consumir alimentos pesados.
  • Cambios en la rutina diaria: los cambios de horario en nuestra rutina cotidiana pueden ocasionar falta de sueño, debido a que nuestro cuerpo no está acostumbrado a dormir durante el tiempo que este tipo de situaciones pudieran exigirle. Un nuevo trabajo nocturno es un claro ejemplo de estos casos.
  • Afecciones físicas o mentales: cualquier enfermedad o afección crónica que pueda causar algún tipo de dolor o pensamiento que interrumpa o complique el sueño.
  • Medicamentos: algunos pueden alterar la conciliación y profundización del sueño como parte de sus efectos secundarios.

Síntomas del insomnio

Como ya hemos mencionado, uno los principales síntomas es la dificultad para conciliar el sueño y mantenerlo durante toda la noche (despertase a lo largo de la noche o muy temprano). Como consecuencia, también se puede presentar cansancio al despertar y durante el día, somnolencia, dificultad para prestar atención o concentrarse en las tareas diarias y pérdidas de memoria no habituales o dificultad para recordar.

Es importante no tomar a la ligera este problema, ya que sus síntomas pueden ser perjudiciales para la salud y la vida en general. El cansancio excesivo y las complicaciones en las actividades cotidianas pueden provocar variados efectos, como el desánimo, el mal humor, un bajo rendimiento laboral y académico y hasta un accidente, por ejemplo, vial, por agotamiento y falta de reflejos.

Tipos de insomnio

Estos son clasificables dependiendo del tiempo de duración o del momento de aparición. A continuación, veremos cómo funcionan estos tipos de clasificación.

imagen de test

Dependiendo del tiempo de duración:

  • Crónico o de larga duración: se considerará crónico en el caso de que la persona afectada lo  sea 3 meses o más. Suele estar relacionado con trastornos psiquiátricos, el consumo continuado de sustancias como el alcohol y enfermedades como los dolores de tipo crónico.
  • Agudo o de corta duración: el insomnio agudo o de corta duración es aquel que tiene una duración menor a 3 meses. Este tipo de insomnio es más frecuente en mujeres y personas mayores.

Dependiendo del momento de aparición4:

  • Insomnio de despertar precoz: como indica el propio nombre, es el que ocurre cuando la persona se despierta antes de la hora esperada. En el caso de no sentir cansancio no tiene mayor gravedad.
  • Insomnio de mantenimiento: se da cuando una persona se despierta varias veces a lo largo del sueño, interrumpiendo en ocasiones la fase REM (la más importante del sueño). En el peor de los casos, esta persona sufrirá para volver a conciliar el sueño.
  • Insomnio de conciliación: se da cuando a una persona le cuesta demasiado conciliar el sueño. Podemos incluirlo en esta categoría cuando un niño o adulto joven tarda más de 20 minutos en conciliar el sueño o cuando un adulto tarda más de 30.
  • Insomnio Global o mixto: se puede considerar mixto cuando se combinan dos de los tres tipos de insomnio; si todos ellos se combinan se considerará insomnio global. Estos son los peores tipos de insomnio, pues la combinación de varios tipos genera un problema serio de falta de descanso en las personas que lo sufren.

Una solución para dormir y relajarte pueden ser las pastillas para dormir como, por ejemplo, los complementos alimenticios como las cápsulas para dormir de Serenia®, una de las marcas más potente por su composición. Serenia® incluye plantas medicinales como la valeriana, la pasiflora y la amapola de California. Conoce qué es Serenia.

Fuentes de referencia:

  1. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/sleep-disorders/symptoms-causes/syc-20354018
  2. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272007000200011
  3. https://medlineplus.gov/spanish/insomnia.html
  4. https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-abordaje-terapeutico-del-insomnio-S1138359311004461