¿Qué son los comprimidos relajantes y cómo funcionan?

Los comprimidos o pastillas relajantes te ayudan a tener un apoyo extra para mantenerte con mayor tranquilidad. Pero estas deben ser consideradas como una ayuda para relajarse y no como una solución. Es importante que si consideras comenzar a tomar complementos alimenticios para relajar tus nervios o combatir el estrés, te informes sobre los componentes que estas incluyen, además de tomar otras acciones en conjunto.

El estrés ¿cómo te afecta durante tu día?

El estrés es una sensación de tensión tanto a nivel emocional como físico. Las razones por las puede desarrollarse son muchísimas, por eso lo primordial siempre será aprender a convivir saludablemente con el estrés. Consumir pastillas relajantes, que aumentan la relajación y ayudan a descansar bien, puede ser una pequeña ayuda.

Entre los factores más comunes que causan el estrés tenemos las exigencias del día a día como pueden ser las jornadas de trabajo, algún familiar enfermo, deudas por pagar, la responsabilidad con tus hijos, etc. Toda aquella situación que pueda ponerte en un punto muy incómodo podría tener posibilidad de llevarte a un estado de estrés y no descansar adecuadamente.

En pequeñas dosis el estrés puede ayudarte, en especial, en momentos donde corres un peligro o bien estás cerca de cumplir una meta con un plazo concreto. Te ayuda a que tu cuerpo esté muy alerta y que sea más sencillo activar un estado de adrenalina1. El problema es que mantenerte en este estado de estrés puede traerte varios problemas de salud física y mental, afectándote en varios aspectos de tu vida.

imagen de test

Entre estos problemas podemos destacar2:

  • Efectos físicos: dolor de cabeza, tensión muscular, dolor en el pecho, cansancio, malestar estomacal, problemas para dormir y alteraciones en el libido sexual.
  • Efectos en el estado de ánimo: falta de motivación, imposibilidad para concentrase en una tarea, irritabilidad y depresión.
  • Efectos en acciones y comportamientos regulares: momentos de ira, ingesta desmesurada de comida o por debajo de lo normal, recurrir a adicciones como el cigarro o el alcohol y aislamiento social.

Comprimidos o pastillas para relajarse, ¿cuándo usarlas?

Como hemos comentado previamente, las pastillas relajantes deben usarse como un apoyo adicional a las distintas acciones que puedas tomar para buscar tu relajación. Si deseas comenzar a usar pastillas que faciliten el relajarse para dormir bien, una opción puede ser aquellas que no requieran prescripción médica. Estas generalmente cuentan con activos provenientes de sustancias naturales como pueden ser la radiola, la bacopa y otras.

Se recomienda tomarlas en casos de sentir varios síntomas de estrés como los antes mencionados: irritabilidad, cansancio excesivo, imposibilidad para concentrarse, etc.

Una de las mejores opciones de comprimidos para combatir el estrés es Serenia® Stress Calm que contienen los siguientes ingredientes de origen natural:

  • Radiola: ayuda a la actividad cognitiva y mental, de forma que puedas adaptarte mejor al estrés emocional y al esfuerzo físico.
  • Bacopa: ayuda a la concentración, la memoria y a aliviar el estrés.
imagen de test

Consejos para alcanzar la relajación

  • Ir a terapia: acudir a un profesional puede ayudarte a encontrar los verdaderos motivos que te generan estrés.
  • Practicar natación: nadar es una actividad deportiva que puedes llevarla a un nivel competitivo o a un nivel más tranquilo, ambas formas podrán ayudarte a relajarte.
  • Contacto con la naturaleza: desconectar de la ciudad y estar rodeado de naturaleza traerá paz y tranquilidad dentro del estrés de tu semana.
  • Tomar un baño tibio: tomar una ducha con agua caliente o tibia relajará tus músculos y te brindará un rato de tranquilidad para poder despejarte de las inquietudes.
  • Tomar pastillas para relajarte: estos comprimidos aportan una ayuda extra que a veces es necesaria para que puedas estar más tranquilo.